Terapia de Grupo: aprendizaje interpersonal en el microcosmos social del grupo

Uno de los elementos más terapéuticos de la terapia de grupo es la oportunidad de trabajar las dificultades en el aquí y ahora. Las dificultades interpersonales están en la base de la mayoría de trastornos psicológicos (depresión, ansiedad, timidez, aislamiento interpersonal…) y la terapia de grupo ofrece el espacio ideal para que se den en vivo dichas dificultades y trabajar sobre ellas.

Esto es debido a que el grupo acaba convirtiéndose en un microcosmos social: Nuestras formas de interacción en nuestra vida diaria aparecerán en nuestra forma de relacionarnos con los demás miembros del grupo.

I.D. Yalom y Sophia Vinogradov (1996) señalan de forma esquemática cómo se produce el proceso terapéutico dentro del grupo en estas interacciones:

Exhibición de la dificultad: Los miembros del grupo muestran su conducta inadaptada característica a medida que surgen las interacciones interpersonales en el grupo.

Feedback y autoobservación: los miembros comparten las observaciones que realizan al examinarse unos a otros y descubren algunos de sus puntos débiles y distorsiones interpersonales.

Compartir reacciones: los miembros del grupo señalan los puntos débiles de cada uno de los participantes y comparten las respuestas y los sentimientos mostrados al reaccionar ante el comportamiento interpersonal de cada uno.

Resultado del hecho de compartir reacciones: cada uno de los miembros empieza a tener una imagen más objetiva de su propio comportamiento y del impacto que éste tiene sobre los demás. Se clarifican las distorsiones interpersonales.

La propia opinión del <<yo>: Cada uno de los miembros toma conciencia del modo en que su comportamiento influye en las opiniones de los demás, y por tanto, en su propia autoestima.

Sentido de la responsabilidad: Como resultado de comprender cómo influye el comportamiento interpersonal en la propia sensación de valía personal, los miembros toman mayor conciencia de su responsabilidad de corregir las distorsiones  interpersonales y de establecer una vida interpersonal más sana.

Darse cuenta del propio poder de efectuar cambios: al aceptar la responsabilidad de los dilemas interpersonales vitales, cada uno de los miembros empieza a darse cuenta de que uno puede cambiar lo que ha creado.

Grado de afecto: Cuanto mayor carga afectiva posean los acontecimientos presentes en esta secuencia, tanto mayor será el potencial de cambio. Cuanto más se produzcan los diferentes pasos del aprendizaje interpersonal a modo de experiencia emocional correctiva, tanto más perdurable será ésta.

___________________________________________________________________________

**Si quieres participar en una terapia de grupo puedes escribirnos a info@centrodasein.com o llamarnos al teléfono 950179715 para obtener más información