¿Cómo funciona la psicoterapia?

Cómo funciona la psicoterapia

La psicoterapia es un proceso interpersonal en el que se mantiene un diálogo profundo entre el terapeuta y el consultante, centrado en temas que preocupan o sean de interés para este último. En este post explico cómo funciona la psicoterapia y describo el proceso habitual que sigue.

El objetivo de la terapia es que la persona realice algún tipo de cambio, pudiendo ser este cambio tener una mayor comprensión de una situación concreta o de uno mismo, aceptar alguna circunstancia, mejorar las relaciones interpersonales, cambiar su estado de ánimo, cambiar comportamientos, etc.

La psicoterapia es un proceso que sigue una serie de etapas:

Exploración – Comprensión – Cambio

Exploración

En una primera etapa el terapeuta y consultante exploran los aspectos relacionados con la dificultad o problema que puedan ser relevantes. Esta etapa supone en muchas ocasiones un alivio emocional gracias a la catarsis que implica. Poder explorar situaciones y partes de nosotros mismos que están cargadas emocionalmente, conectar con ellas y compartirlas con otra persona produce un alivio y una reducción de la tensión.

En esta primera etapa también se forja la relación entre el terapeuta y el consultante. Esta relación es fundamental, y muchas investigaciones sobre el proceso terapéutico señalan que es el elemento que realmente produce la ayuda y hace que una terapia sea eficaz. Esta relación es imprescindible para que la persona pueda explorar temas más difíciles y complicados: temas íntimos, vergonzosos, que generan culpa, inseguridad, etc.

Comprensión

En una segunda etapa, todas las piezas que se han ido juntando durante la exploración empiezan a formar un conjunto con sentido. Empezamos a encontrar repeticiones, patrones, conectar unas situaciones con otras que parecían desconectadas… Es un momento de juntar las piezas y montar el puzzle. Esto da a la persona una perspectiva nueva y diferente de la situación. Le ayuda a comprender cosas que antes no entendía o que permanecían fuera de su consciencia, tanto de sí misma como del mundo que le rodea, del momento presente o de circunstancias del pasado.

Cambio

En una tercera etapa, y teniendo ya una mejor visión de la situación, de sí misma o del problema, la persona puede plantearse qué cambios le gustaría y podría hacer que le permitan vivir la vida de mejor forma. No obstante, estos cambios a veces ocurren sin que la persona sea consciente y quizás empezaron a darse desde la etapa de exploración.

Estos son algunos cambios habituales que realizan las personas que han hecho psicoterapia:

                -Aceptar ciertas situaciones que no pueden ser cambiadas.

                -Ver el mundo y a sí mismas desde una perspectiva diferente.

                -Abandonar situaciones que ya no le son satisfactorias o incluso le dañan.

                -Iniciar nuevos caminos y aventuras

                -Permitirse cosas que antes no se permitían

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.