Psicoterapia

La psicoterapia es un trabajo conjunto realizado entre la persona que busca ayuda y el psicoterapeuta. Ofrece a la persona luz en su camino, como una linterna en momentos de oscuridad, que puede usarse para encontrar la salida, buscar el interruptor de la luz o simplemente ver las cosas que hay alrededor. Aunque el proceso terapéutico ofrece la iluminación, es en última instancia decisión de la persona qué hacer con esa luz. Podemos compararla también con el uso que podamos hacer de un espejo: el espejo refleja la imagen y la persona lo puede usar para acicalarse, peinarse, maquillarse, mantener su higiene bucal, comprobar la imagen que ofrece a los demás, etc

En ocasiones el psicoterapeuta puede adquirir una papel más activo y ofrecer técnicas o pautas concretas que por su experiencia o conocimientos teóricos sabe que han beneficiado a otras personas en situaciones parecidas. No obstante, las pautas tienen una eficacia limitada y se sabe que son más efectivas cuando son pensadas e ideas por la propia persona.

El proceso psicoterapéutico está sostenido en la relación terapéutica entre ambos. La luz no brilla o brilla menos si no hay relación terapéutica, y brilla mucho más cuanto mejor sea ésta. La construcción de la relación depende en gran medida de la confianza mutua y de la comunicación honesta y fluida entre el profesional y el cliente.

La persona, dentro de una relación de confianza y confidencialidad, puede permitirse explorar sus propias emociones, deseos, pensamientos y conductas, así como las circunstancias en las que ocurren. Se analizan las posibles relaciones establecidas entre éstas áreas, lo que lleva a una mejor comprensión del estado actual. Este proceso nos permite, por un lado, aceptarnos mejor a nosotros mismos, y por otro, pensar sobre qué cambios podríamos generar en la situación actual y empezar a dar pasos en la dirección deseada.

En el Centro Dasein la psicoterapia se realiza a través de sesiones semanales de 50 minutos de duración, pasando posteriormente a una frecuencia quincenal y finalmente a una mensual.

La psicoterapia ha mostrado ser una herramienta eficaz en el tratamiento de diferentes trastornos psicológicos, como pueden ser depresión, ansiedad, estrés, trastornos del comportamiento alimentario (anorexia, bulimia…), trastorno obsesivo compulsivo, etc.